Realidad empresaria
La lectura del contexto en tiempos de crisis
Escrito el Jueves 09 de Mayo del 2013 18:05
Fuente Lic. Luis José Quijano
 Las opiniones vertidas en los comentarios firmados son privativas de quienes las emiten.

La realidad empresaria riojana se explica fundamentalmente por sus pymes, que igual que en otros escenarios de nuestro país son mayoritariamente familiares.

Con destino al empresario pyme y como miembro del Departamento de Administración de nuestro Estudio, pretendo a partir de este primer artículo aportar experiencia profesional con destino al agobiado empresario que no puede estar en otro lugar que “apagando incendios”;  pero hoy está sin duda percibiendo desde su propia experiencia diaria la necesidad de contar con más herramientas de gestión.

Es por este motivo que con regularidad, podrá usted leer en esta página una “provocación” conceptual y práctica que le ayudará a interpretar mejor lo que siente que le está pasando.

En mayo del año 2013, nuestra realidad nos presenta “datos duros” a tener en cuenta, que entre otros son: el proceso inflacionario continúa y  objetivamente es uno de los más altos del mundo; la actividad de la  promoción industrial está resentida, pues finalizó como régimen legal de excepción; la actividad olivícola y otras productivas están fuertemente golpeadas por la macroeconomía, siendo el gasto y la inversión pública hoy por hoy el factor que “sostiene” hasta donde puede la demanda primaria vía sueldos; gastos en inversión como es la obra pública  y pago de gastos corrientes.

El gasto y la inversión pública es financiado por fondeo nacional y provincial, que a valores constantes se deteriora por la inflación y está verificándose un proceso de poca inversión o de “desinversión” privada según los rubros que se analicen.

Esta constatación de los “datos duros” nos dice entonces que es preocupante el comportamiento de la demanda actual dadas las causas que la explican.

Pero junto a esos “datos duros” existen también diferentes tipos de lectura de la realidad según los lentes con los cuales se la mira. El  “lente” para ver la realidad de cada cual está explicado por un hecho “blando” que es el modelo mental del dueño del lente, el que a su vez responde a causas culturales relacionadas con la experiencia personal.

La “realidad riojana” nos dice que en general todos los empresarios pymes están preocupados pero tienen diferentes formas de ver la realidad  del contexto que los notifica,  pero que no lo pueden modificar. Comparto esa realidad con:

  1. Empresarios audaces (no le tienen miedo al cambio)  y  conservadores (que creen que no es oportuno cambiar);
  2. Empresarios que creen que La Rioja es una isla con reglas de juegos propias y otros que creen que más allá de las particularidades, es parte de la realidad del país y del mundo;
  3. Empresarios que en la crisis ven oportunidades y otros que ven su propia realidad como declinante;
  4. Empresarios que creen que sólo su práctica y la de otros los puede ayudar a resolver sus problemas y otros que también recurren al conocimiento como palanca de soluciones;
  5. Empresarios que creen que la crisis pasará y otros que se profundizará en los próximos años;
  6. Empresarios que creen que su salvación es un hecho individual y otros que empiezan a ver con cariño la asociatividad.

Pero lo importante de la forma de ver, fundamentalmente a los condicionantes que  provienen del contexto (entorno empresario), son los resultados empresarios.

Si siendo coherente con su forma de ver los resultados que está obteniendo no son los mejores, analice si sus lentes son los adecuados para ver correctamente. Desde mi experiencia profesional, he aprendido de los libros y de la realidad que en épocas de crisis, o en situaciones de cambio de época, analizar el lente con que se mira la realidad tiene que ver directamente con la capacidad práctica de adecuar la empresa como organización para que superviva y crezca.

Esta cuestión, es también una provocación conceptual que iremos profundizando luego.

Si después de esta lectura analiza cuánto de limpios están sus lentes con que ve el contexto,  o si descubre que hace falta que vaya al “oculista” para que lo ayude, hemos logrado el objetivo de colaborar con usted, aportándole un gramo de conocimiento útil para la gestión.