Opiniones encontradas
La nueva cotización del dólar oficial y los cambios en el cepo dividen aguas en el mundo empresario
Escrito el Viernes 24 de Enero del 2014 18:01
Fuente Gentileza de iProfesional.com
 Mientras que para algunos la política del Gobierno impactará en los precios, en especial en aquellos que dependen de "insumos dolarizados", los exportadores festejan el nuevo valor de la divisa "más competitiva". Kicillof desmintió que la medida se traslade a los costos

La suba del dólar oficial y el anuncio del Gobierno sobre la flexibilización del cepo cambiario impactaron de inmediato en la economía.

Esto queda a la vista de todos ya que, directamente, algunas empresas decidieron suspender sus ventas a falta de referencia en los precios.

El ministro de Economía, Axel Kicillof,  desmintió que la cotización se traslade a los precios y culpó al mercado y los medios de generar una "desestabilización económica" y denunció que "ha habido fuertes movimientos de desestabilización económica para fijar precios que no son precios".

Pero el sector empresarial dejó ver opiniones encontradas. Mientras algunos están preocupados sobre el impacto de la devaluación de la divisa oficial en los precios, más que nada aquellos cuyas industrias dependen de insumos importados, quienes exportan salieron a festejar un nuevo dólar "más competitivo".

Entre los que pertenecen al primer grupo se encuentra Gustavo Weiss, de la Cámara Argentina de la Construcción (CAC) para quien "la devaluación seguro se va a trasladar a precios para los productos que tienen componente dólar. El asunto es que no se traslade al resto de la economía y se produzca un desborde en los precios".

En el caso de la industria de la construcción, Weiss explicó que la mayoría de los insumos son de producción local por lo que la medida cambiaria no tendría que tener un impacto directo en ese sector, según consingó Infobae.

Sin embargo, el ex presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Juan Carlos Lascurain, remarcó que, el incremento en el dólar "impactará en el financiamiento" y, en el ingreso de "insumos dolarizados" que son imprescindibles en algunos rubros siderúrgicos.

Pero el dirigente evitó pronunciarse sobre cuál sería el tipo de cambio adecuado para el rubro tanto para que pueda exportar como para que no tenga incidencia en los costos de importación.

"No lo dije cuando era presidente de la Unión Industrial y no lo voy a hacer ahora".

Los que están a favor
Mientras tanto los exportadores festejan. Para Matías Furió, el presidente de la Cámara Argentina de la Industria del Juguete "La industria del juguete que ha logrado un crecimiento constante durante los últimos 10 años, fortaleciendo un sólido mercado interno. Ante esta contención del Gobierno nacional a la disparada provocada en las últimas horas sobre el valor del dólar, podrá acceder nuevamente a los mercados externos de la mano de la industria nacional".

En la misma línea desde la industria del Calzado, Alberto Sellaro aseguró que valor permite ser más competitivo para la inserción en mercados internacionales, lo que sumado a distintas acciones realizadas por el sector como la diferenciación en diseño y tecnología, permitirán incrementar la exportación de calzado argentino al mundo, y particularmente a países latinoamericanos".

Además, aclaró que "un dólar estable, además, evitará desbordes de incremento de salarios y precios, y a su vez propiciará el mantenimiento y aumento de inversiones nacionales e internacionales, el sostenimiento del empleo, y mantendrá niveles de inflación controlados".

Contra la inflación
Más allá de la devaluación del tipo de cambio, los empresarios también aseguraron que es importante encarar un programa para abordar la suba de la inflación. "Me imagino que el Ministerio está analizando la economía en su totalidad y tiene un plan de desarrollo además de la devaluación. Veremos cómo se aplica en los próximos días", dijo el presidente de la CAC.

A su vez, Weiss pidió un "manejo responsable" de las negociaciones paritarias, que se empezarán a dar en los próximos meses. "Si los precios aumentan cuando se empiecen a negociar las paritarias en marzo, es un tema importante a analizar. Hay que evitar la tradicional carrera entre precios y salarios", concluyó.